Acerca de Nosotros

HERRERA: LA LEYENDA CONTINÚA……

El apellido HERRERA está ligado íntimamente con la historia del automóvil en la Argentina.
Hace 50 años, exactamente en 1958 el visionario Roger Herrera Pinto ponía en marcha la primera fábrica de automóviles 100% de industria nacional.
El "FRAGA 500" fue el producto de esa industria y que se constituyó en un éxito de ventas en la época, participando también en carreras de la especialidad; incluso estuvo en el punto de largada del Gran Premio Standard de 1959 con el número 101 en la rampa levantada frente a la sede del Automóvil Club Argentino en la Avenida del Libertador.
Poco tiempo después y por la importación de los NSU Prinz, los BMW 700 (luego De Carlo 700) e Isard 700, fue perdiendo mercado.
El apellido siguió ligado de una u otra forma al mercado automotor, primero como agencia de autos usados y luego como concesionario de distintas marcas (Mitsubishi, Volkswagen).

Hoy una nueva generación, con el asesoramiento de uno de los representantes de aquella dinastía, se ha abierto paso en un mercado altamente competitivo dedicada a la comercialización de vehículos cero kilometro y usados de todas las marcas y procedencias.